cenote nohoch
Cavernas de la Riviera Maya.
13 mayo, 2020
Show all

REFLEXIONES HOGARTHIANAS

Las buenas ideas prevalecen, y le dieron forma a un concepto que cambiaría para siempre el buceo.

Bill “Hogarth” Main, aprendió una configuración desarrollada por su instructor de cuevas y compañero de buceo, Sheck Exley. Este había incorporado una manguera larga en su regulador principal y enseñaba el concepto de “donar lo que respiras”.

El inicio de la idea

Previamente cada cual hacia lo que buenamente podía con los equipos que había y de la menara que le parecía mas adecuada. Pero sin la guía de una filosofía integradora. Lo que proponen Main, Gavin e Irvine son tres ideas fundacionales:

Antiguas configuraciones de buceo tecnico

.-Bill Hogarth Main: aplica los principios de minimalismo y simplicidad para aumentar la seguridad.

-Bill Gavin: el buceador saludable y capaz es seguro.

-George Irvine: usar el mejor equipo disponible.

Tomando estas bases podemos desarrollar las distintas configuraciones. Podemos analizar: la calidad, necesidad, ubicación, capacidad y eficiencia de cada pieza del equipo incluido el mismo buzo. Su posición en la columna de agua y su comportamiento fuera de ella. Ya que todo forma parte de la ecuación de seguridad, cuanto mas cerca estemos de estas ideas, mas “hogarthiana” será nuestra configuración.

Vamos a los detalles

La concepción minimalista ya fue resaltada a lo largo de la historia, Leonardo Da Vinci declaraba que “la simplicidad es la máxima sofisticación”. “La brevedad es el alma del ingenio” según Shakespeare. Una base del razonamiento científico es la navaja de Occam (La explicación mas simple tiende a ser la correcta). El principio KISS (Keep it super simple – Mantenlo super simple) donde las soluciones sencillas son las mas confiables y que debe eliminarse todo lo superfluo.

Con esto en mente mas las enseñanzas del extraordinario Sheck Exley, Bill Maine se dispuso a pasar por filtro cada parte del equipo. Buscó eliminar todos los puntos de falla posible, determinar su ubicación correcta, las modificaciones que serían necesarias para mejorarlos y los protocolos óptimos de utilización. En síntesis: todo debe tener una utilidad y un sentido.

El eje central de todo es el cuerpo y la mente del buzo: no hay equipo que pueda suplantar capacidades y destrezas. Un buzo debe hacer elecciones saludables, mantenerse en forma y entrenar regularmente. Bill Gavin incorpora a la filosofía hogarthiana el estado mental y físico del buzo como un componente determinante de un buceo seguro.

George Irvine agrega el tercer elemento: siempre usar los componentes de mayor calidad disponible. Y si no existen se deben construir a partir de lo disponible. (En gran medida es el responsable de que siempre nos acompañe a los buceos una caja de herramientas).

En resumen

Estos tres pilares sostienen y dan forma a lo que conocemos como filosofía hogarthiana. Cuando elegimos una fruta en lugar de un dulce o le decimos que no a una cerveza. También cuando eliminamos de nuestro chaleco ese D-ring que nunca usaremos o cambiamos una manguera de SPG para que quede ajustada a nuestro cuerpo.

Podemos clasificar nuestras elecciones en “hogarthianas” o “no-hogarthianas”. Unaconfiguración hogarthiana” no es una lista de equipamiento o procedimientos. Es una forma de pensar enfocada en la seguridad, y es hasta el momento la única guía disponible para el buceo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *