Seguridad en el buceo
Formación y seguridad en el el buceo.
31 enero, 2019

Una mirada al paraíso…

La majestuosa y formidable Riviera Maya en la península de Yucatán, México, es una tierra de exuberancia de vida hasta ahora virgen que recibe con calidez a quienes quieran alimentar el alma con sus indescriptibles bellezas. En estas aguas azules y cálidas del caribe no es tarea difícil imaginar la belleza de sus arrecifes. Pero bajo la selva, oculto a simple vista se encuentra un mundo igual de fascinante y sorprendente. El mayor sistema de cuevas inundadas del mundo, y sus portales de ingreso se les conoce con el nombre de «Cenotes». 

Por ventura y capricho de la naturaleza en escasos kilómetros podemos encontrar uno de los mares más pletóricos de biodiversidad junto a las mágicas cuevas sumergidas. Lejos de ser frías formaciones geológicas complementan sus cavernas con el entorno selvático a la luz del sol y se transforman en una obra de arte dinámica, que seduce más allá de lo que es posible explicar con palabras. Capítulo aparte lo conforma la impronta histórica presente a cada paso, que conecta el presente con un pasado místico y fascinante.

Sin duda, esta zona es la expresión del paraíso en la tierra para los buceadores. Si Dios buceara, lo haría aquí, por lo que este lugar de ensueño cautiva tanto almas sensibles como espíritus curiosos.

¿Por que bucear en la Riviera Maya?

La Riviera Maya es una tierra que mantiene al visitante extasiado con una visión amplia que lo hace sentir conectado a culturas ancestrales. En este marco, visitar los Cenotes (según los mayas el ingreso al inframundo o Xibalba) es un evento que moviliza las fibras más íntimas del ser, por lo que no sorprende que sea considerado por muchos buceadores como el punto culmine de su experiencia en esta disciplina.

En el mismo lugar se puede acceder al azul intenso combinado con los colores variados de las distintas criaturas de los arrecifes del Caribe. Según la época del año es posible observar los majestuosos tiburones ballena que se acercan a la superficie en concentraciones sorprendentes, o  impetuosas hembras preñadas de tiburón toro que llegan a dar a luz en la seguridad de los manglares y las aguas poco profundas. Pocos lugares en el mundo pueden ofrecer inmersiones tan significativas para el cuerpo, la mente y el espíritu.

La humana necesidad de explorar estas maravillas sumergidas es la chispa que enciende y define la pasión por el buceo, y como consecuencia lógica  la necesidad de compartirlo y promoverlo.

Es por esto y mucho más, que buzos de todo el mundo amantes de la Riviera Maya tenemos la intención de conservar la belleza de este paraíso, enfocados en el cuidado del ambiente en que se desarrolla y el respeto por los seres que habitan este lugar mágico.

Buceo Cozumel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *