Buceo Cueva
Buceo en Riviera Maya
22 enero, 2019
seguridad buceo
Buceando dentro de los límites.
7 marzo, 2019
Show all

Formación y seguridad en el el buceo.

Seguridad en el buceo

Buceo y Seguridad

¿Es peligroso el buceo?

Cuantas veces quisimos contarle a nuestros amigos sobre nuestros viajes de buceo y las indescriptibles sensaciones bajo el agua. Frecuentemente nos encontramos con muecas de disgusto, nos han tratado de locos y en muchos casos se niegan a escuchar siquiera, poniendo cara de asfixia. Somos buzos, nos gusta el agua, estamos cómodos en ese medio y no tenemos miedo.

Aún así debemos tener presente que aunque la experiencia de buceo tiene un nivel de gratificación difícilmente comparable con cualquier otra actividad, se desarrolla en un ambiente que nos es ajeno y hostil a la vida humana y como tal debemos respetarlo. Por respeto se entiende tener en cuenta las precauciones lógicas y razonables que nos permitan llegar, bucear, disfrutar  y volver.

Toda acción humana implica riesgos. En nosotros está el poder gestionar las variables para reducir de manera aceptable estas situaciones potencialmente peligrosas. Por tanto cuando decimos que el buceo es “seguro” nos referimos a que tenemos los conocimientos, el equipo y el entrenamiento suficiente como para minimizar las amenazadas asociadas a la práctica.

¿Cuanto nos importa la seguridad?

Hablar de “seguridad” muchas veces hace que algunas personas se sientan incómodas, como si el simple hecho de no mencionar los riesgos inherentes a una actividad hiciera que desaparezcan. Dicha actitud es tan infantil como esconderse tapándose los ojos. Esto es muy notable en lo que se suele llamar buceo “recreativo”. No porque no exista un grado de riesgo o quienes lo practican no sean capaces de entenderlo, sino que prima un interés lúdico de caras felices para la foto. Y de alguna manera no son bienvenidas las consideraciones que recuerden que ese idílico relato está condicionado a un entrenamiento mínimo y requiere de un esfuerzo personal en la comprensión de conocimientos y ejecución de habilidades necesarias.

¿Que nos venden?

La publicidad de los cursos de buceo está enfocada a la diversión. Los catálogos de equipamiento se parecen más a revistas de moda, con “colecciones” que cambian año a año, sumando un brillo o alterando un color. Y la verdad es que toda esta banalización puede generar en algunas personas la falsa sensación de “seguridad”, y lo que es peor, también en algunos instructores o centros de buceo.

Es verdad que el avance en la tecnología de materiales, diseño de elementos y experiencia pedagógica hacen que hoy prácticamente cualquier persona pueda practicar esta actividad dentro de ciertos límites. Pero también es cierto que todos estos conocimientos fueron el resultado de los ensayos de prueba y error de los pioneros que muchas veces pagaron un alto precio por esto.

La Seguridad al alcance de todos.

Podemos decir que hoy contamos con los datos y protocolos que nos permiten hacer un efectivo manejo de riesgos de manera tal que las posibilidades de algún incidente sea prácticamente nulas, aunque no inexistentes, por lo que aun así debemos entrenar para escenarios posibles aunque altamente improbables.

El inconveniente que se suscita al desconocer esta información equivale a volver a la línea de partida, retrocediendo 30 o 40 años en cuanto a seguridad pero con miles de personas en el agua, en teoría “certificadas”, que se sientes seguras pero que no tienen las habilidades mínimas para solucionar hasta los problemas más elementales y básicos que se pueden dar en cualquier inmersión.

Conclusión

Es nuestra responsabilidad como buzos mantenernos en constante alerta en relación a la observancia de las reglas de seguridad, exigir que se respeten y no aceptar desvíos de los límites establecidos. Entre todos podemos hacer un buceo más seguro y divertido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *